Category Archives: Compensaciones

Tres consejos para hablar del salario al prospecto

 

arquitectura-compensacion-510x272Uno de los puntos básicos al plantear la remuneración radica en alinear las expectativas salariales con la realidad presente en el mercado, dijo Elisa Rodríguez, gerente de Recursos Humanos de Bumeran.com.

Por ello compartió los errores que se deben de evitar a toda costa al momento de hablar de prestaciones de salario.

Especifique un rango: informe con claridad el pago promedio que se requiere para dicho puesto y mantenga un intervalo entre el máximo y el mínimo para negociar. Investigue la escala salarial promedio del mercado y las retribuciones en las empresas del mismo rubro. Esto te permitirá mantener un salario competitivo.

Averigüe sobre beneficios y bonificaciones: tome en cuenta que el monto de dinero que se solicite sea el adecuado para solventar sus gastos y aspectos como el ahorro o el entretenimiento.

Saber venderse: es importante que las personas sepan adaptarse a las ofertas y conozcan cómo exteriorizar sus cualidades, integrando la formación académica, logros obtenidos y trayectoria profesional.

Si se está frente a una oferta laboral donde se requiere información sobre pretensiones salariales, éstas se deben proporcionar pero no en el currículum. Los reclutadores deben observar que existe un interés general por el cargo y no sólo por la retribución económica.

Salario definido por Productividad Individual; tendencia a nivel mundial.

De acuerdo con expertos en consultoría de Recursos Humanos y Compensaciones, el incremento en el salario se ha comenzado a determinar acorde a la productividad de la fuerza laboral. Hablando a nivel mundial, los salarios fijos han disminuido y en muchos países, desaparecido en su totalidad.

arquitectura-compensacion-510x272 Basado en el ideal de que cada quien decide lo que gana de acuerdo al valor que esta dispuesto a dar a una empresa, muchos países han transitado el otorgamiento de salarios por productividad para lograr incrementar la competitividad nacional, lo que se traduce a un mayor crecimiento económico.

 “Las empresas entre más generan más ganan, por tanto, los empleados que producen más son los que mejores compensaciones deben recibir”. Dijo la especialista Mónica Flores.

En México, la cultura de otorgar bonos de productividad entre las empresas ha avanzado aunque lentamente, debido a que no existe aun una métrica de productividad para todos los puestos. Para poder hacer la aplicación de este estilo de compensaciones es determinante definir parámetros para todas las posiciones que tiene la compañía.

De acuerdo con Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el uso de esta herramienta puede generalizarse entre las empresas si se incrementa su deducibilidad a 100 por ciento, pues de lo contrario aumentaría los costos laboral

 

Un gran porcentaje de los primeros proyectos de los emprendedores fallan. Esto es un hecho innegable, un proceso que puede dejarte en bancarrota, endeudado y con pocos ánimos de seguir adelante. Sin embargo, a pesar de estos datos, cada vez más personas están optando por emprender en lugar de ser empleado de una empresa.

Muchas gente brinca al mundo del emprendimiento con el ideal de engordar la cartera, perdiendo el corazón al momento de enfrentarse con obstáculos inevitables. Los emprendedores más exitosos no están motivados por lo material, están motivados por la experiencia, la persecución de un aprendizaje, de una identidad y un objetivo distinto al dinero.

Un emprendedor es la definición de un trabajo en proceso. A continuación les presentamos dos consejos que te pueden ayudar si estas buscando emprender un nuevo proyecto.

Salario contractual se recuperó al inicio del 2015

En el arranque del 2015 los salarios registraron un incremento nominal de 0.4% y que correspondió a un total de 70% del total de trabajadores que negociaron su salario en el primer mes del año, estimaron analistas.

La analista Mónica Flores afirma que la presión inflacionaria, los impuestos y los derechos que pagan la gente en el mercado ameritan un crecimiento en los salarios para que estos sigan siendo competitivos y que no pierdan el poder adquisitivo.

Se espera que para el 2015 el promedio de incrementos nominales ascienda a 4.3% lo que sumado a una menor inflación se tendrá un incremento real de 1.0%. Monica Flores también mencionó que una estrategia para alzar el compromiso de los empleados esta en el alza de sueldos y en mejores prestaciones.

En la actualidad según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social , el salario promedio en una empresa privada es de 8,821 pesos mensuales, por lo tanto se recomienda a las empresas a ofrecer un salario mayor que este.

 

Guía para lograr un aumento

En varios momentos de tu vida laboral tendrás que negociar tu salario; cuando entras a un nuevo empleo, solicitas un aumento o tu empresa está realizando su evaluación anual.

Existe una regla de oro: TODO ES NEGOCIABLE. Éstas son las 5 reglas básicas para la negociación de tu salario:

1. Evita el tema del salario hasta que te hagan una oferta:
Tu posible empleador te preguntará cuáles son tus pretensiones salariales o cuánto estás ganando actualmente. Si lo hace en las primeras etapas del proceso, cuando todavía no aseguras el puesto, la negociación no tiene mucho sentido, porque todavía no te has logrado vender. ¡No te pongas precio en este momento!
Puedes retrasar el tema con respuestas como: “Busco un salario competitivo pero no es lo único que me interesa, me gustaría saber más sobre las funciones y retos del puesto”, “Me parece que necesito más detalles sobre el puesto para saber cuál sería el sueldo adecuado para mí”.

2. Deja que la otra persona haga la primera oferta:
Aunque sientas que has convencido al reclutador y llegues a la etapa final del proceso de selección, es mejor dejar que sea el otro quien hable de dinero. Siempre hay un margen de negociación cuando la empresa te dice el sueldo ofrecido. Incluso si desde el principio fijaron una cifra.
Imagina que tú buscas un salario de 28 mil pesos, pero de inicio te dijeron que el salario es de 25 mil. Si ya has convencido al reclutador hay posibilidad de negociar un incremento, más beneficios, un bono adicional o prestaciones extra.

3. Repite la oferta y guarda silencio:
La empresa te hizo una oferta ¡les interesa contratarte! El primer error que debes evitar es sentirte presionado o aceptar lo primero que te ofrezcan. Si la oferta fue baja y el reclutador no recibe una respuesta afirmativa puede estar dispuesto a incrementar el monto. Llegó la hora de decirle lo qué has investigado.

4. Comparte el rango que investigaste y establece tu valor personal:
Debes llevar un número en la mente de cuánto pueden pagarte por lo que sabes. Si no tienes la menor idea, seguramente vas a tomar cualquier oferta que te hagan.
Antes de la entrevista, incluso en tu búsqueda de empleo, es buena idea tener a la mano tu Índice Salarial para conocer cómo se está pagando por tus conocimientos.

5. Asegura el trato y sube tu precio:
La negociación no termina al obtener el salario que esperas; si el reclutador está convencido de tu talento, todavía hay mucho qué negociar.
Recuerda que el salario en efectivo no es lo único valioso de tu paquete de remuneración, también cuentan los bonos, prestaciones especiales, comisiones, etc. Si ya lograste el sueldo que te interesa pregunta por beneficios como seguro de gastos médicos mayores, gastos de auto, vales de despensa, bono mensual o anual, etc.

 

Claves para crear indicadores de desempeño

Primero define los objetivos…

Revisa que las metas sean acordadas por ambas partes, de tal forma que estén de acuerdo en que es un objetivo alcanzable, retador y específico. Para asegurar el cumplimiento de los objetivos, introduce mecanismos de control o seguimiento, como juntas semanales, diarias, quincenales para evaluar cierres.

 

…Después evalúa cómo se cumplieron

No basta con cumplir el objetivo. Debes conocer si el personal está siguiendo el procedimiento, si no se le mintió al cliente o el empleado hizo trampa para llegar a la meta.

 

Define una fórmula

Lo primero es saber qué le interesa medir al líder de la empresa:

  1. Comercial: Cómo es el trato con el cliente, conocer si los empleados conocen las necesidades del cliente y las satisfacen a un nivel óptimo y cuál es la imagen de la empresa en el exterior.
  2. Indicadores Financieros: Cuáles son los índices de liquidez, las ganancias obtenidas por la empresa con respecto al periodo anterior, si se redujo el capital invertido, los costos.
  3. Operaciones: Cuál fue el nivel de productividad, competitividad, calidad, producción diaria, nivel de merma, entre otros.
  4. Capital Humano: ¿Cuál fue el nivel de rotación, de satisfacción de los colaboradores, de competencia, de compromiso? ¿Hubo un trato digno, justicia interna y equidad?

El arte del reconocimiento adecuado a las personas

APTITUS

A todos nos gusta ser reconocidos por nuestro trabajo. Algunas personas, incluso, dicen que es una necesidad para sentirse motivadas y hacer bien sus labores, y otras llegan más lejos y han demostrado que es su principal motor, pues están dispuestas a cambiarse de empresa cuando no encuentran el reconocimiento adecuado.

Varias empresas han logrado utilizar exitosamente el “arte del reconocimiento”, hay otras que no lo han conseguido y casi 60% de las compañías ni siquiera cuentan con un programa formal al respecto.

El problema real es que un programa de reconocimiento puede enfrentar diversas complicaciones; por ejemplo:

  • No existe un plan estándar que funcione en todos lados y para cualquier tipo de personas.
  • Apenas comienza a llegar a México la tecnología adecuada para contar con un sistema de reconocimiento digital, electrónico y alineado a los procesos de comunicación actuales (redes sociales, perfiles individuales, etcétera).
  • Muchas compañías no han logrado entender que los reconocimientos son diferentes de los premios. Se pueden complementar de una forma muy poderosa, pero no es lo mismo, y el problema con los premios es el presupuesto.
  • Las métricas para decidir quién debe ser reconocido o en qué grado, son casi siempre subjetivas o confusas.

Es por ello que podemos asegurar que implementar un programa de reconocimientos es cosa seria, difícil de medir, requiere de tiempo, esfuerzo, una plataforma tecnológica, una buena campaña de comunicación y apoyo de algunos expertos externos. Pero el engagement que genera a la fuerza laboral, la motivación que propicia y los resultados que esto brinda a la compañía, en definitiva ¡valen muchísimo la pena!

Trabajar a los 80

Hay lunes como este en que cuesta trabajo regresar a la rutina laboral, por más que nos encante nuestra ocupación, por más que tengamos la fuerza física suficiente para iniciar la semana. Hacer eso a los 80 años de edad necesita o una enorme pasión por la labor cotidiana o bien una enorme necesidad para enfrentar las limitantes mismas del cuerpo y ponerse a trabajar.

Esos hombres y mujeres iniciaron su vida laboral durante los tiempos del desarrollo estabilizador de la economía mexicana, cuando el despilfarro gubernamental les prometió un retiro temprano y holgado a cambio de mantener un sistema político corporativista. A esos hombres y mujeres que hoy tienen 80 les cambiaron las reglas del juego. La previsión no era un valor y uno de cada cuatro hoy se mantiene activo en un trabajo al no tener lo suficiente para retirarse.

Sin un aumento en la obligación del ahorro y sin una conciencia colectiva de que hoy vivimos más y que es necesario ahorrar para el retiro, seguramente deberán ser más los mexicanos que tendrán que cumplir 50 o 60 años de vida laboral en el futuro.

Directivos ganan 11 veces más que personal

En México un directivo tiene un sueldo 11 veces más alto que el de un colaborador de nivel profesional: mientras un directivo tiene un salario base de 150 mil pesos en promedio mensuales, un profesional percibe un salario de 13 mil pesos.

La población ocupada asciende a 49 millones de personas, de las cuales 853 mil son funcionarios y directivos de los sectores público, privado y social, es decir, sólo 2 por ciento de los ocupados se encuentran en niveles ejecutivos. En contraste, existen alrededor de 7 millones 500 mil profesionistas, que equivalen a 15 por ciento de la población ocupada.

Por industria, los directivos mejor pagados están en el sector de bienes de consumo, le sigue minería y metalurgia y alta tecnología con 158 mil pesos.

Expertos señalan que los salarios de los directivos se explican porque son puestos de alta responsabilidad y ligados a dar resultados.